Cecilia Rodriguez

Cecilia Rodriguez

Experta en aromaterapia.

Aceite esencial de Abeto balsámico

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Contenidos

El aceite esencial de abeto balsámico se obtiene de la Abies Balsamea, una planta de la familia de las Abietaceae. Descubramos juntos las características, usos y propiedades de este aceite.

El aceite esencial de abeto balsámico se obtiene de la Abies Balsamea, una planta de la familia de las Abietaceae. Descubramos juntos las características, usos y propiedades de este aceite.

Características de la planta de abeto balsámico

El abeto balsámico, (nombre científico Abies Balsamea) es una especie de abeto norteamericano, típicamente de Canadá. Esta especie de abeto es muy popular como árbol de Navidad en Estados Unidos, así como fuente de madera y resinas para diversos usos.

El abeto balsámico es una conífera perenne de larga vida, aunque su tamaño medio no es muy grande. Raramente se encuentran ejemplares que superen los 30 metros de altura.

El follaje del abeto balsámico está formado por hojas verdes oscuras en forma de aguja. La combinación de sus flores y frutos le da un color que tiende al rojo anaranjado. La corteza es gris y lisa en los ejemplares jóvenes. Tiende a arrugarse en los ejemplares viejos y presenta numerosas bolsas de resina.

Parte destilada de la planta

El aceite esencial de abeto balsámico se obtiene por destilación al vapor de:

  • Agujas

Propiedades del aceite esencial de abeto balsámico

El aceite esencial de abeto balsámico es un líquido transparente de color amarillento en sus pequeñas botellas. Tiene un olor fresco, resinoso y balsámico.

El aceite esencial de abeto balsámico se utiliza en aromaterapia por sus propiedades:

  • Expectorante y descongestionante: este aceite es particularmente útil contra las enfermedades del sistema respiratorio. Los resfriados y la sinusitis ya no serán un problema.
  • Analgésico y antiinflamatorio: si se masajea en las zonas afectadas, con una dilución adecuada en aceites vegetales, produce una vasodilatación que favorece la circulación sanguínea local. Esto beneficia a la artritis y al dolor articular.
  • Es un antiséptico para los pulmones y las vías urinarias, además de utilizarse como tónico general muy útil en casos de fatiga.
  • A nivel psíquico, cuando se difunde en el ambiente, consigue liberarnos de las emociones negativas y nos ayuda a soltar.

Cómo utilizar el aceite esencial de abeto balsámico

El uso del aceite esencial de abeto balsámico puede realizarse mediante:

Inhalación

Tanto la inhalación seca como la húmeda son excelentes formas de aliviar los problemas respiratorios.

Difusión

Utilizando un difusor de ultrasonidos, aplicar una gota por metro cuadrado de habitación en un recipiente con agua. Útil para aliviar las sensaciones negativas de nuestra psique, además de ser un excelente repelente de mosquitos.

Baños

10 gotas mezcladas en alcohol alimentario que se vierten en la bañera con agua a una temperatura no superior a 40°. De esta manera se puede apreciar mejor la acción antiinflamatoria del aceite esencial para aliviar el dolor y la hinchazón dispersa.

Aplicación tópica

Para uso externo, se diluye al 20% en un aceite vegetal. Aplicar localmente sobre la piel, 2 veces al día durante una semana: en el pecho, en caso de infecciones respiratorias; en la zona lumbar para estimular las glándulas suprarrenales, en caso de fatiga.

Uso interno

Para cualquier forma de uso interno del aceite esencial de abeto balsámico, consulte a su médico o a un farmacéutico experto en aromaterapia.

Contraindicaciones

Como ocurre con la mayoría de los aceites esenciales, existen contraindicaciones para las mujeres embarazadas, especialmente dentro del tercer mes, las mujeres que están amamantando y los niños menores de 3 años.

El abuso de este producto también está contraindicado porque, al ser especialmente fuerte, puede generar efectos no deseados. También se recomienda no exagerar con las dosis, incluso cuando se utiliza en difusores de ambiente.

La consulta con un médico o farmacéutico con experiencia en naturopatía está ciertamente indicada tanto para el uso interno como para las aplicaciones en sujetos con enfermedades particulares.

Valoración
5/5

Te puede interesar

You cannot copy content of this page
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar y mejorar su experiencia de navegación. Al continuar navegando, entendemos que acepta su uso.